La red Bandeirantes de Brasil publicó un reportaje que señala que miembros de la organización criminal brasieña PCC dirigen el envío de droga hacia Europa desde Santa Cruz, lugar que han convertido en su escondite. 

En la nota se muestra a Santa Cruz de la Sierra y la vida de los integrantes del Narcosur (la facción del PCC que se dedica al narcotráfico) frecuentando bares, restaurantes de lujo, y puntos turísticos.

Estas imágenes muestran a Anderson Lacerda Pereira, alias ‘El Gordo’, llegando al aeropuerto de la ciudad boliviana. Las fotos y videos fueron encontrados en celulares incautados por la policía a este sujeto, considerado uno de los mayores capos del narcotráfico en su país. 

En una foto se ve a ‘El Gordo’ reunido con supuestos traficantes en un bar. Otra imágen muestra a su hijo, que también está fugitivo, junto a Renato Bustamante Junior, pupilo de Lacerda. Renato fue preso por narcotráfico, el mes pasado, en Recife.

PUEDES LEER: Reportaje en Brasil señala que Bolivia se convirtió en un “santuario” del cartel narco del PCC brasileño

Escondite de narcos

La nota de Bandeirantes señala que las autoridades brasileñas saben que Bolivia se convirtió en escondite de jefes del Primer Comando de la Capital (PCC), que formó el llamado 'Narcosur'. Se sospecha que André Oliveira Macedo, conocido como 'André Do Rap', estaría en territorio nacional.

La Policía busca pistas del paradero de Oliveira desde que salió por la puerta principal de la cárcel donde estaba recluido, a fines del año pasado, beneficiado por una decisión del entonces ministro del Tribunal Supremo de Justicia de Brasil, Marco Aurélio Mello.

Según el reporte del medio brasileño, desde Bolivia, esos criminales comandan todo un esquema de tráfico internacional.

Banderaintes asegura que cuentan con una red de protección que involucra a policías y militares bolivianos corruptos, cooptados por el negocio billonario de la cocaína.

Investigadores acreditan que el PCC lucra cerca de mil millones de reales por año con el envío de toneladas de cocaína hacia Europa, donde operan en concomitancia con la mafia calabresa.

Este fin de semana se conoció un reportaje del diario Estado de San Pablo que señala que el PCC "ha convertido a Bolivia en el santuario de Narcosur".

Según señala este medio, los delincuentes invierten en Bolivia en joyas, clínicas médicas, restaurantes, granjas y caminan con seguridad con sus familias en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, centro de sus operaciones ilegales.





Comentarios