En un hecho que consternó a la comunidad de Los Negros, una joven identificada como Ericka C.V fue hallada muerta y con signos de violencia. Los lugareños acusaron a su novio quien fue aprehendido por la Policía. Horas después de los sucedido, el muchacho dio detalles de los últimos momentos de vida de la víctima.

"Yo no la maté. Ericka me contó problemas que tenía con sus padres", comenzó diciendo el sospechoso ante la atenta mirada de los comunarios que llegaron hasta dependencias policiales en Samaipata, lugar al que fue llevado.

"Ella procedió a darse cortes con un estilete, se hizo dos 'tajadas' en el cuello", dijo el joven que reconoció que tuvo implicancia en la muerte pero que "solo actúe cuando ella ya estaba delirando porque estaba botando mucha sangre".

Sus palabras eran escuchadas de manera atenta por la gente. Con voz pausada, continuó diciendo que la víctima "me pidió que acabe con ella, yo no quería hacerlo, pero estaba agonizando ella, botaba mucha sangre". 

"Traté de tapar su hemorragia, pero no pude. Ya estaba como diez minutos agonizando y yo ya no soportaba y al final terminé cortándole hasta que...", dijo el joven que cortó su relato de forma abrupta ante la mirada de la gente que condenaba el hecho.


Audiencia cautelar

El joven está aprehendido y será puesto ante un juez cautelar en las próximas horas. Se espera por el informe médico-forense en el que se detalle las causas probables de la muerte de esta joven de entre 15 y 17 años.

Comentarios