Gustavo V., recluso del Centro de Readaptación Productiva de Montero (Ceprom), obtuvo un permiso para ausentarse por horas del penal y, junto a otras tres personas, robó una caja fuerte con medio millón de bolivianos de una casa, ubicada en el barrio Julio Legue de la ciudad de Santa Cruz.

El crimen fue organizado por dos cuñados de la víctima, ambos exreclusos de la carceleta de Okinawa, informó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo. El hecho ocurrió el 1 de marzo, durante la celebración de Martes de Ch’alla.

Puede leer: Delincuentes encañonan a un joven que salía de sus clases nocturnas; vecinos evitan el robo

“Uno de ellos (Gustavo V.) Habría obtenido un beneficio para salir de este centro penitenciario por un par de horas. Lamentablemente, este sujeto habría utilizado este tiempo para la comisión de este delito”, señaló Del Castillo en conferencia de prensa.

“El policía, encargado (de la custodia) de este centro penitenciario, ya está siendo investigado administrativamente y así también en la vía penal”, añadió.

Según el reporte de la Policía, Cristian Flores C., cuñado de la víctima, dejó las puertas del domicilio sin seguro y dio la información necesaria para el robo. Mientras la familia salió de viaje.

Además se aprehendió a la pareja de Gustavo V., por complicidad. En tanto, Gustavo V. y Luis Alberto T., otro implicado, ya se encuentran en la cárcel.

En tanto, tres personas se encuentran prófugas, Alfredo G., el otro cuñado; Javier E., el chofer, y otra persona aún no identificada que participó del crimen.

Comentarios