El exdirector de Migración, Marcel Rivas, fue enviado al penal de San Pedro con detención preventiva y estará por un lapso de cuatro meses mientras dure la investigación de la supuesta ayuda que brindó para que exministros salgan del país.

"Ha llegado la hora de la reconciliación, el movimiento al socialismo ya tienen el trofeo que quería. Todo el odio el resentimiento el racismo y la intolerancia se terminen con este trofeo, es momento de avanzar. Bolivia necesita prosperar, necesita trabajar. Que el odio, la discriminación y el resentimiento termine de una vez por todas", dijo al salir de la carceleta policial.


Añadió que "El Ministerio Público de manera temeraria dice que el pasaporte de los exministros está sellado por Migración Bolivia. ¿Cuál es y dónde está la prueba?", dijo Rivas mientras aguardaba la audiencia virtual en celdas de la Felcc.

Rivas manifestó que el Ministerio Público no cuenta con las pruebas suficientes para demostrar el caso. "Si el Ministerio Público tiene la prueba de que el pasaporte de los exministros han sido sellados por Migración que lo demuestre, vamos a saber por el código quien fue el funcionario que selló, por supuesto que eso no hay", calificó.


Rivas, que estuvo acompañado por su papá, se descompensó en las últimas horas y por eso se determinó que sea asistido a una clínica.

HOSPITALIZADO 

Tras conocer que debía guardar detención en la cárcel de San Pedro, Marcel Rivas fue trasladado hasta la clínica Cordes para ser atendido.​