La tarde del sábado dos delincuentes ingresaron a un negocio en el tercer anillo de la avenida San Aurelio, aparentaban ser clientes pero de repente sacaron armas con las que intimidaron al personal para robar dinero, tarjetas de recarga y teléfonos celulares.

Se robaron cerca de 4 mil bolivianos en efectivo, además de 2 mil bolivianos en tarjetas de recarga y los celulares de los trabajadores”, manifestó Edgardo Valencia, propietario del supermercado.

El atraco fue registrado por las cámaras de seguridad de esta empresa. En un principio se ve a los dos delincuentes ingresando al lugar, cuando de repente sacan las armas que tenían escondidas y obligan a la cajera a entregar el dinero producto de las ventas.

No contentos con lo sustraído, exigieron a los trabajadores que les entreguen sus teléfonos celulares.

Una vez cometido el delito, los antisociales salen del negocio caminando para abordar la motocicleta que habían dejado unos metros atrás.

La denuncia fue presentada ese mismo sábado ante la Policía que llegó al lugar para tomar fotografías e iniciar las investigaciones para dar con los responsables del delito.