La muerte de Ruth Orellana impacta en Cochabamba. Esta joven madre de 32 años era considerada una de las más expertas para combatir incendios forestales en Sacaba y por eso acudió al llamado de emergencia en Tutimayu; sin embargo, quedó atrapada por el fuego y posteriormente su cuerpo fue encontrado sin vida.





Pese a su juventud, Ruth estaba a cargo de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) del municipio de Sacaba. Asumió esa responsabilidad después de haber sido parte de los Bomberos Voluntarios entre el 2015 y 2016, donde se capacitó para combatir incendios forestales.

También te puede interesar: Cochabamba: bombera voluntaria fallece cuando combatía un incendio en Sacaba

Esta joven madre que deja en la orfandad a una niña de tres años, acudió el miércoles junto al cuerpo de bomberos del municipio hasta la serranía de Tutimayu, un lugar de difícil acceso donde se registraba un incendio.

El alcalde Pedro Gutiérrez indicó que eran entre 30 a 40 los bomberos de diferentes unidades que se encontraban en el lugar y se vieron sorprendidos por un cambio en la dirección del viento que avivó el fuego. Aparentemente esto jugó en contra de Ruth, quien quedó rodeada por las llamas.

“Tomó posición en una especie de hoyada, pero como existe bastante vegetación ha fallecido”, señaló el alcalde.

El informe forense señala que Ruth falleció por asfixia por sofocación. La causa de muerte más común en los incendios. 

El alcalde de Sacaba anunció que el municipio se constituirá en parte denunciante para esclarecer cómo se inició el incendio forestal y una vez identificados los responsables exigirá que se haga justicia.

Tras haber sido velada en su vivienda en Alto Cochabamba, el cotejo fúnebre que acompañó a Ruth a su última morada partió a las 14:00. Carros bomberos y ambulancias, hacían sonar sus sirenas, rindiendo homenaje a una de sus compañeras.


Comentarios