El pasado miércoles Freddy Quinteros, de 63 años, salió de su casa a bordo de su motocicleta acompañado por su hijo menor, para repartir invitaciones por su cumpleaños pero encontró la muerte tras cruzarse con una cadena que estaba colocada en una calle del barrio Guaracal, en la capital cruceña.

Freddy tenía previsto festejar su cumpleaños con sus seres queridos y había salido para invitarlos y terminar con las compras pues quería preparar un churrasco (parrillada) para sus allegados, quienes terminaron asistiendo a su velorio.


Circulaba por una calle del barrio Guaracal, ubicado en la avenida Radial 13, entre tercer y cuarto anillo, cuando se cruzó con la cadena que estaba amarrada a lo largo de una calle, al caer de su moto se golpeó cabeza y no pudo ser reanimado, pese a los esfuerzos de testigos y de la ambulancia que llegó al lugar.

El hijo menor de Freddy Quinteros fue llevado a un centro médico, pues también cayó de la moto pero se encuentra estable.

Según la familia del fallecido la cadena se encontraba en una unidad educativa, y la habrían colocado ahí para resguardar a los escolares ante la falta de señalización en la zona.


Los familiares de Freddy, entre lágrimas, comentaron que querían festejar con él su aniversario natal y que lo recordarán como una persona alegre, cariñosa, buen amigo y buen padre. 

Comentarios