Continúan las investigaciones sobre el caso del presunto secuestro de una joven trabajadora sexual, quien fue víctima de agresiones y violación durante dos meses en Cochabamba.

Andrea García, abogada de la víctima, informó que el hombre actualmente se encuentra con detención preventiva en la cárcel de San Sebastián, pero se espera que no sea liberado debido a que significaría un peligro para la sociedad.

La defensa de la mujer confirmó que el acusado cuenta con antecedentes penales por secuestro y narcotráfico, y recientemente habría salido de la cárcel.

Se conoce que el sujeto acudió hasta un lugar en busca de servicios donde encontró a la víctima y le ofreció más dinero por aceptar ir a su domicilio y no a un alojamiento, “hablando con la muchacha, ella me dice que Bs 300 más le servía debido a que tenía que pagar ese mismo día su alquiler”, contó la abogada.

La mujer de 29 años acudió al domicilio del sujeto quien procedió a encerrarla en un dormitorio, atándola de uno de sus pies para que no pueda salir. Desde entonces, la joven se encontraba encerrada y fue víctima de agresiones y abusos durante dos meses.

Lee tambiénResponsable del feminicidio Selma habría comunicado a un allegado su intención de quitarse la vida

El hombre habría procedido a golpearla constantemente, obligándola a consumir sustancias controlas y a mantener relaciones sexuales con él bajo amenazas. La mujer solo estuvo alimentada a base de agua, té y pan durante todo el tiempo que estuvo en el lugar.


El pasado viernes la joven aprovechó para huir del lugar luego de que el hombre saliera de su domicilio, por lo que buscó ayuda entre sus amistades y el padre de sus hijos.

El acusado acudió nuevamente al lugar en busca de la joven donde fue increpado por los allegados quienes llamaron a la Policía para que puedan detenerlo, sin embargo, los efectivos habrían procedido a arrestar a todos los presentes acusándolos por riñas y peleas pese a las explicaciones de lo sucedido.

Lee también: Joven agresor dijo estar arrepentido y que huyó a EEUU porque temía por su vida

Tras 8 horas de arresto, la víctima buscó ayuda para evitar que el hombre sea liberado, y se procedió a buscar todas las pruebas necesarias donde se evidenció que contaba con antecedentes penales.

La defensa de la joven espera que el sujeto no sea liberado ya que es “un peligro para la sociedad, principalmente para las mujeres”.

El hombre tuvo su audiencia de medidas cautelares el pasado domingo donde las autoridades le otorgaron detención preventiva por dos meses en la cárcel de San Sebastián.

Comentarios