Luego de que una mujer fuera aprehendida con 200 sobres de droga tratando de comercializarlos frente al Palacio de Justicia, en el primer anillo de Santa Cruz, y que además es reincidente, el exfiscal Joadel Bravo explicó los motivos por los que no se llega hasta el final de un proceso para dar sentencia a los acusados.

La aprehendida ya había estado detenida en el penal de Palmasola de manera preventiva bajo el delito de tráfico de sustancias controladas.

“Los casos no llegan a una sentencia. El proceso es lo la medida cautelar o medida sustitutiva, no se acompaña hasta un juicio final, por la recarga laboral, la crisis que atraviesa el poder judicial, el cambio de fiscales durante el proceso. Esta gente se declara consumidora de sustancias controladas ya que no está penado por ley en consumo. Se someten a un proceso abreviado”, explicó la exautoridad.

Además, apuntó que la venta de droga en la zona mencionada “no es de hoy, desde siempre se conoce que frente al Palacio de Justicia en la noche es droga, es sexo, es trata y tráfico de persona, de todo”. 

Para el exfiscal el problema del microtráfico también tiene que ver con la extorsión, haciendo referencia a los controles por parte de la Policía.

PETICIÓN DE INFORME

Tras conocerse el caso, el fiscal departamental Roger Mariaca manifestó que se pidió un informe para saber cuál fue la situación jurídica de la mujer aprehendida en el primer caso.

“Tengo entendido que esta persona se encuentra aprehendida. Nosotros vamos a pedir informes para determinar la situación jurídica dentro del primer caso”, explicó Mariaca. 

Comentarios