Rocío Montaño es la mujer que hace dos semanas fue supuestamente secuestrada por un grupo irregular ligado al narcotráfico en la frontera Bolivia-Brasil. 

La Policía activó un operativo en su búsqueda sin éxito. Después de nueve días apareció sola, en el municipio cruceño de Concepción, en un hecho que es investigado y por el que se procedió a la toma de su declaración ante la Fiscalía.

Hoy sin embargo, esta persona pasó de víctima a ser acusada pues con su regreso se reabrió un caso vinculado a la desaparición de Miguel Ángel Mansilla (24) ocurrida el 11 de junio de 2019; el hombre era pareja de la sindicada.

En la investigación también se implica a la madre de Rocío, como sospechosa de la desaparición de este hombre. 

El fiscal Iván Quintanilla informó que la acusada debe responder por los delitos de privación de libertad, secuestro y asesinato por lo que fue sentada en el banquillo de los acusados este lunes para responder por esta denuncia. El Ministerio Público pidió que se proceda a su detención preventiva en la cárcel mientras avanzan las investigaciones.



La madre de Mancilla, dijo que tiene esperanza de volver a ver a su hijo. "Él ya convivía con Rocío en la casa de la mamá. El día que desapareció, hay registros telefónicos que dicen que la suegra fue quien le llamó por última vez". Señaló además que el teléfono celular de Miguel Ángel fue hallado en Ascensión de la frontera.

Comentarios