El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, informó este lunes que la Fiscalía estadounidense aún no respondió la solicitud de la defensa del exministro Arturo Murillo, de postergar su audiencia programada para el próximo viernes 9 de julio, pero la fecha podría postergarse por las diferencias entre la exautoridad y sus abogados.

“Nos ha llegado una información el fin de semana, que también habría algún obstáculo, alguna diferencia entre los abogados de la defensa que tiene el señor Murillo, esto habría que ver si el tribunal o el juez determina llevar la audiencia, tomando en cuenta que es un tema interno de defensa”, dijo Chávez a medios estatales. 

La respuesta a la solicitud para que la audiencia sea postergada para el 9 de agosto se conocería en los siguientes días, toda vez que no existe un plazo establecido, informó Chávez.

“No hay un plazo, es algo que mañana podría hacerse conocer por el juez tomando en cuenta que allá las audiencias son presenciales. (…); en todo caso, días antes es razonable para comunicar a los sujetos procesales que se realiza la audiencia. Entonces mañana o tal vez el miércoles se conozca alguna novedad si se lleva a cabo esta audiencia o también se difiere”, mencionó.

Sobre la posibilidad de un acuerdo al que Murillo podría acceder en el proceso que la justicia estadounidense lleva adelante por soborno y lavado de dinero, reiteró que para que ello suceda el exministro deberá declararse culpable y someterse a una sanción.

Comentarios