Sergio Ricardo Bruno estaba consumiendo bebidas alcohólicas junto a su primo Juan Carlos Ramírez Bruno, con el que tuvo una fuerte discusión y le quitó la vida tras hacerle una herida en el cuello con un cuchillo de cocina. El homicida decidió acogerse a un juicio abreviado, en el cual fue sentenciado a 10 años de cárcel en el recinto penitenciario Palmasola de Santa Cruz.

"Se ha solicitado un procedimiento abreviado para lo cual el Ministerio Público ha accedido y ha llegado a un acuerdo de 10 años a ser sentenciado en la cárcel de Palmasola", dijo Francisco Rivero, fiscal asignada al caso. El altercado inició porque la víctima reclamó al agresor porque no aportaba económicamente en la casa en los gastos de los servicios básicos. La vivienda donde ambos vivía era de la abuela.

El hecho ocurrió el pasado domingo en inmediaciones de la radial 17 ½ y la Doble Vía La Guardia. La víctima sufrió la herida a tres centímetros del cuello y falleció en la vía pública cuando tratada de ser llevado hasta un hospital.

Comentarios