Han pasado diez días desde que un comunario de la pequeña población de Hierba Buena Militar encontró el cuerpo de Darlyng Chávez Meruvia, una niña de cuatro años que desapareció el 17 de julio mientras jugaba en el único parque de la zona.

La Policía activó un plan de búsqueda, los lugareños también se movilizaron instalando puntos de control en las salidas de este pueblo, perteneciente al municipio cruceño de Mairana, pero no se pudo hallar a la menor.

La tarde del viernes 23 de julio se encontró su cuerpo flotando en una quebrada. Desde ese momento, hasta ahora, los investigadores han tomado declaraciones a familiares y potenciales testigos pero no se ha tenido un resultado que diera pistas concretas sobre la identidad de el o los victimarios de la niña.

Puedes leer: Allanan propiedad a pocos metros de donde fue encontrada muerta la niña Darlyng

Se busca también conocer las causas que motivaron, primero, a su rapto y luego a su asesinato y así determinar responsabilidades en este caso que ha causado conmoción en el país por la brutalidad con la que se actuó en contra de la pequeña a quien le quitaron la vida por asfixia (le taparon la nariz y la boca).

Investigación

El viernes por la mañana se procedió al arresto de una persona en el municipio de San Ramón pero horas después fue liberado luego de tomarse su declaración.

Se confirmó que fue él quien llamó a la madre de la pequeña Darlyng y que le dijo que no volvería a ver a su hija; sin embargo el hombre fue liberado el mismo día, pues según sus declaraciones llamó a la mujer “porque sentía rabia de lo que ocurría con la menor”

Tras su interrogación, la Fiscalía informó que aparentemente no tenía relación con el crimen, aunque deben confirmar los datos que facilitó. “Volverá en 20 días para una declaración complementaria”, informó el fiscal de Santa Cruz, Roger Mariaca.

Comentarios