El hombre aprehendido en el Plan 3.000 y considerado por la Policía como el principal sospechoso de haber asesinado a Alejandra Vaca, la joven madre encontrada sin vida en un matorral en Porongo, se encuentra prestando su declaración informativa a la Policía. Mantuvo el silencio a la espera de su declaración y audiencia ante un juez. 

La Policía montó un operativo en la ciudadela Andrés Ibáñez que permitió atrapar a Marco Antonio Q. M. una persona que mantenía un vínculo cercano con la víctima y que según la información que maneja la institución verde olivo, fue el último que vio con vida a la víctima. 

Tras haber sido aprehendido, el sospechoso fue trasladado hasta la Fuerza especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) y evitó brindar declaraciones, a la espera de su audiencia con autoridades. 

Como parte de las investigaciones que ha llevado adelante la Policía se supo que Marco Antonio Q. M. se había contactado con la propietaria del negocio donde trabajaba la víctima, por ello la investigación también se realiza con personal que se desempeña en este lugar.

Tras brindar su declaración informativa a la Fiscalía, el acusado deberá esperar su audiencia en un juzgado que determinará su situación jurídica.

Los conocidos de la victima señalan que ella tenía previsto reencontrarse con su familia en Riberalta donde iba a pasar las fiestas de fin de año. "Pedimos justicia y que se aplique la máxima sentencia", señaló una familiar de Alejandra Vaca.


Comentarios