Juan Carlos P.G., y Ana Q.C., acusados del infanticidio de dos hermanos, de 2 y 9 años de edad, por envenenamiento, se declararon inocentes. Ambos fueron imputados y aguardan su juicio de medidas cautelares.

“Ellos han señalado que nunca han participado en el hecho”, señaló el fiscal William Alave y manifestó que se contrastará la declaración con las pruebas colectadas. Se estima que la siguiente semana se conozca el tipo de sustancia que se usó para matar a los menores.

“Soy inocente”, señaló la mujer en un breve contacto con la prensa tras su aprehensión y el hombre negó haber envenado a los niños, quienes murieron tras yogurt, leche y mandarina en su vivienda en la provincia Inquisivi de La Paz.

Alave indicó que Juan Carlos P.G., padre de una de las víctimas, fue imputado por infanticidio en grado de autoría y se pide seis meses de detención preventiva. En tanto Ana Q.C., pareja del principal acusado, fue imputada por el delito de encubrimiento.

La Fiscalía y la Policía tienen sospechan que el móvil del crimen fue económico para evitar pagar pensiones.

Comentarios