Los propietarios de los talleres autorizados para realizar la conversión de GNV, en Santa Cruz, piden a las autoridades hacer un mayor control luego de que este pasado jueves se registrara un accidente que terminó con la vida de dos personas.

Esperarán respuesta de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, a quienes pidieron un mayor control en talleres que trabajan con los cilindros ya usados.

Queremos decir que el GNV es seguro, siempre y cuando vayan a un taller autorizado. Entran (cilindros) de medio uso desde Argentina, en el Facebook usted pilla entre 100 dólares y mil bolivianos”, dijo una de las representantes del sector.

Sobre la instalación de estos equipos manifestaron que los cilindros no deben tener fisuras ni ser usados porque el peligro es inminente.


Comentarios