Griselda Salvatierra, la mujer que en un arranque de furia atacó a sus hijas gemelas, asesinando a una de ellas e hiriendo a otra, fue trasladada la tarde de este jueves desde el penal de Palmasola al hospital psiquiátrico Benito Munni en la ciudad de Santa Cruz.

La jueza a cargo del caso recibió la evaluación que se realizó a la mujer en el penal de Palmasola, donde permanecía sedada tras un intento de suicidio y de agresión a los guardias, y ordenó su traslado para que reciba atención especializada.

Salvatierra permanece con la medida de detención preventiva y en el psiquiátrico permanecerá con escolta policial.


La defensa de Salvatierra había pedido que se haga una valoración psiquitátrica debido a que ya existía una recomendación médica que señalaba que debía estar internada y vigilada permanentemente por personal especializado. 

El hecho sucedió el pasado sábado por la noche, cuando Griselda tomó un cuchillo y apuñaló a sus dos hijas de 16 años, hirió a otro menor de edad y a los vecinos que intentaron detenerla. La Policía lo redujo cuando intentaba quitarse la vida. 

El esposo de la mujer dijo el miércoles que en 35 años de vida conyugal ella nunca se había mostrado violenta. Vecinos y familiares señalaron que no había antecedentes de episodios violentos hacia las menores. 

“Jamás ha actuado de esa manera, ¡nunca nunca!, ella es mi esposa, he vivido casi 35 años con ella, casi toda mi vida, los vecinos saben cómo éramos nosotros, cómo era ella”, contó el esposo.

Conoce más de este caso en el siguiente video: 




Comentarios