Un artefacto explosivo dejó graves daños materiales la madrugada de este miércoles en La Paz en la puerta de la sede de la Conferencia Episcopal Boliviana, la máxima instancia de la Iglesia Católica en Bolivia.

Una cámara de seguridad grabó el momento cuando un hombre que tenía la cabeza cubierta se acercó a las 04:28 a la puerta del edificio y tras dejar el explosivo escapó corriendo. Casi 15 minutos después el artefacto explota, dejando daños materiales. No se han reportado víctimas.


Este es el tercer hecho similar en menos de cuatro meses en la ciudad de La Paz. En los tres casos actuaron hombres durante la oscuridad, se acercaron hasta edificios de instituciones y dejaron de forma premeditada artefactos explosivos.

El pasado 5 de septiembre, cerca de las 20:30 se generó una explosión en inmediaciones de la Alcaldía de la ciudad de La Paz, entre las calles Colón y Mercado, que dejó como saldo dos menores heridos leves. Una cámara filmó al autor del hecho.

El explosivo fue armado en una lata de leche. Cuatro días después se encontró al autor del hecho, un hombre de 56 años que según la investigación policial vivía en un asentamiento prohibido por la Alcaldía y estaba implicado en acusaciones de loteamiento. Una protesta contra el municipio habría sido el móvil del delito.

El sujeto estuvo cerca de un mes en la cárcel, a inicios de octubre un juez lo benefició con detención domiciliaria.


El 7 de octubre, en inmediaciones de la sede de la Asociación de Productores de Hoja de Coca de La Paz, se produjo una estruendosa explosión que afectó a varias viviendas. El hecho se produjo dos días después de que el bloque cocalero encabezado por el exdirigente Armin Lluta recuperó el control del mercado de Villa Fátima.

Una cámara de vigilancia cercana a la sede de Adepcoca filmó el momento en el que una persona arroja un explosivo, que terminó estallando en la calle Arapata.

En el video se ve el momento en el que un vehículo se acerca hasta el lugar, en la zona de Villa Fátima, baja del vehículo, se acerca hacia una esquina y lanza el explosivo que estalló y afectó a varios vecinos, viviendas y motorizados.


Dos días después fue detenido el chofer del vehículo desde el que se lanzó la bomba.

Entonces, los cocaleros denunciaron al bloque de Arnold Alanez de estar detrás de la explosión en el lugar. El hecho no fue esclarecido y sigue en investigación.

Comentarios