Tras la denuncia de la madre, la Policía inició su investigación para esclarecer lo que ocurrió con la menor de cinco meses que ingresó con vómitos al Hospital Materno Infantil de La Paz y terminó con quemaduras en un brazo. Desde el centro de salud señala que fue un accidente que debió haber sido informado.

“Algunas de las atenciones no fueron registradas de acuerdo al protocolo, tampoco fue hecho conocer a los médicos de guardia, ni al director del hospital.  Parece que se ocultó la lesión”, manifestó Juan José Donaire, director de la Felcc.

Hasta este lunes por la mañana, el personal investigado todavía no había prestado su declaración a la Policía que espera realizar un trazado que permita conocer quienes participaron en la atención de la bebé, para realizar la reconstrucción del hecho y establecer en que momento ocurrió.

El director del Hospital Materno Infantil, Raúl Mendoza informó que de manera interna ya se investiga el hecho. Explicó que la menor tiene quemaduras de primer grado, que no comprometen la vida de la menor.

La quemadura es un error (…), es un accidente, nadie quiere producir daños al paciente de forma intencional. Se debió avisar a los padres”, manifestó Mendoza.

El director señaló que las personas que atendieron a la bebé improvisaron una bolsa de agua caliente y fue con ello que fue lastimada la paciente que tiene 25 días de impedimento.



Comentarios