La tarde de este miércoles varias patrullas de la Policía boliviana llegaron hasta la hacienda La Bendita, propiedad de Misael Nallar, el principal acusado de estar involucrado en la muerte de tres efectivos del orden en Porongo, en un hecho sangriento ocurrido el martes por la tarde.

Al entrar los efectivos, redujeron a tres personas quienes serán trasladadas hasta la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para el debido proceso.


Imágenes muestran que en esta propiedad habían tres pumas, animales que no son recomendables para ser domésticos.

Además, los efectivos encontraron estuches de armas largas con miras telescópicas, según reportaron en un primer informe. 

Comentarios