La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) hizo un desdoblamiento del teléfono de Sarah Arauco en el que quedó registrado el último chat entre ella y Dagner Rojas la noche previa al día en que ambos murieron al caer del piso 12 en un edificio en Santa Cruz de la Sierra.

Esta conversación revela que la pareja tuvo una pelea en la que incluso hubo una agresión física.

Sarah le escribe a Dagner: “sacá mis lentes, los dejé ahí”, Dagner le responde: “podés recogerlos”. Ella insiste: “sacalos, estoy afuera de tu depa” y envía una imagen con su pómulo golpeado y escribe: “mirá lo que me hiciste”.

Dagner le responde: “Yo qué te hice, querés ver qué me hiciste a mí. Me rompiste la nariz”. Sarah responde: “te voy a denunciar, me dejaste toda la cara morada”. Él escribe luego: “estás en todo tu derecho, que tu abogado sea Héctor”

Luego, Sarah manda un audio: “Estoy a la farmacia, voy a ir a comprarme ampollas, 10 tabletas para dormir y me las voy a tomar todas y voy a quedar aquí encerrada, aquí en mi auto. Todo lo que vaya a pasar va a ser tu culpa”.

Dagner, después de escuchar el mensaje, escribe: “no es mi culpa. Vos tenés toda la culpa de todo lo que está pasando”. El último mensaje de Sarah fue: “las tomaré y vos verás lo que me pasa”.

Testimonio de la mejor amiga

La mejor amiga de Sarah Arauco prestó testimonio ante la Fiscalía de forma voluntaria y reveló que Dagner Rojas celaba constantemente a la joven e incluso tenía controladas sus cuentas de redes sociales.

La mujer relata que Sarah y Dagner acababan de reconciliarse e incluso se comprometieron a casarse el 11 de mayo, pero que sus celos eran motivo de constante de peleas.

Me comenta que se habían peleado porque era muy celoso y le revisaba las redes sociales y le reclamaba amistades que tenía en Facebook”, relata la testigo. Cuenta que incluso recibió mensajes de Dagner haciéndose pasar por Sarah.

La testigo asegura que nunca supo de agresiones físicas contra Sarah “pero sí verbalmente a diario generalmente el motivo de las redes sociales esa era su única pelea”, señala.

“Ellos tenían una relación de más de un año y 4 meses e incluso fueron a Roboré a celebrar su aniversario de compromiso, pero el tipo le revisaba todas sus redes sociales, ella no tenía privacidad para nada”, agrega la testigo.

Comentarios