Sandro Herrera, de 34 años, acusado de disparar a un joven de 24 años quien es novio de su expareja en Abapó (Santa Cruz), fue aprehendido este sábado cuando intentaba huir del país. El sindicato por tentativa de homicidio admitió su culpabilidad y dijo estar arrepentido.

Cuando le preguntaron sobre las razones del ataque dijo que el joven “no lo dejó rehacer su vida con su familia” y eso lo motivó a dispararle. 

“Me dio mucha rabia, ya lo había llamado dos veces y le había dicho que nos deje en paz", añadió el acusado.

Cuando el periodista de Unitel le preguntó si estaba arrepentido por el hecho dijo que “si” y que pedía perdón a la familia del afectado. El hombre se encuentra en de la estación policial del municipio de Cabezas.

El ataque contra la víctima fue reportado en la localidad de Abapó a cerca de 140 kilómetros al sur de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Luego de 9 días del hecho, fue aprehendido cuando intentaba huir a Argentina.

Comentarios