Un niño fue atacado por un perro cuando se encontraba jugando en la calle, provocándole serias lesiones en la cara por lo que fue sometido a una cirugía. La madre del menor pide a los dueños del can que asuman los costos de la recuperación del menor. 

“Nunca me imaginé en esta situación, que mi hijo sea agredido por un perro. Estoy impactada”, manifestó con lágrimas en los ojos la madre del menor.

Ella contó que había salido con su hijo, quien se encontraba jugando con un carro, cuando de repente sintió un raro movimiento en un vehículo que se encontraba alado de ella. Al observar era el perro que había mordido a su hijo por la frente. 

Este jueves, el menor fue sometido a una cirugía reconstructiva en la frente, por la que la familia adeuda 1200 dólares. Adicionalmente se debe 3.626 por la internación, por lo que pidió a los dueños del can, que colaboren pagando los costos de recuperación del menor. 

Ellos se comprometieron a pagar, pero cuando estaba a punto de ingresar a cirugía dijeron que ya no lo harían”, indicó la madre.

Comentarios