La madrugada de este miércoles el edificio de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), la máxima institución de la Iglesia Católica en Bolivia sufrió un atentado con un explosivo dejando daños materiales a la infraestructura ubicada en pleno centro de La Paz. La iglesia pide respeto a la vida y advierte que pudo haberse provocado daños a terceros.

La CEB reúne a todos los obispos que fueron designados en el país. 

Minutos previos a la explosión, una cámara de seguridad grabó el momento cuando un hombre que tenía la cabeza cubierta se acercó a las 4:28 a la puerta del edificio y tras dejar el explosivo escapó corriendo.

Casi 15 minutos después el artefacto explota, dejando daños materiales. No se han reportado víctimas por el momento.

A través de un comunicado, la Iglesia Católica señaló que los daños materiales pueden repararse; sin embargo, pudo haberse afectado a personas inocentes. 

"Como Iglesia Católica llamamos nuevamente al respeto de la vida y al encuentro fraterno entre hermanos", manifestó el padre Ben Hur Soto Cabrera mediante un video compartido en las redes sociales. 


Comentarios