El fin de semana se registró una pelea en una vivienda ubicada en el Plan 3.000, donde el propietario golpeó a su pareja y la inquilina intervino para evitar las agresiones con el tendón de la mano cortado. Pide ayuda para hacerse atender en un centro médico.

La víctima, que alquila un cuarto en una vivienda, trató de evitar que el propietario de la casa ahorque a su pareja, y tras un forcejeo, acabó con la mano derecha cortada y con el tendón dañado.


Ella y su hermana llegaron desde La Paz para trabajar y estudiar, y ahora tras estar afectada no puede trabajar lavando ropa, como se gana la vida.

La hermana de la víctima indicó que esperan que el agresor pueda hacerse cargo de lo ocurrido, también hicieron conocer esto a la Policía.

Esta joven necesita ayuda para hacerse atender en un centro médico, por lo que si usted desea ayudar puede comunicarse al 613-50028. 

Comentarios