El miércoles pasado una mujer trató de quitarle la vida a su hija de un año luego de que le pusiera veneno en su mamadera. Ocurrió en la zona de Villa Tunari, en el departamento de Cochabamba.

La menor resistió y fue llevada hasta el hospital Pediátrico de Cochabamba para ser atendida, se encuentra internada pero bajo un diagnóstico reservado porque el veneno que ingirió es letal y altamente nocivo.


Según se pudo conocer a través de los médicos especialistas, la menor de un año sufrió quemaduras en la boca, piel y otras lesiones tras ingerir líquido con el veneno que sería utilizado para el rociado de plantaciones.

La mujer, de nombre Selina Cruz alias la Choca, fue enviada con detención al penal de San Sebastián Mujeres y está siendo investigada por el delito de infanticidio en grado de tentativa.

Comentarios