Fueron los médicos de un hospital del Plan  3.000 quienes alertaron que una menor que había ingresado a este centro de salud sin vida tenía golpes en la cabeza y otras partes del cuerpo. La tía de la menor pidió disculpas tras la decisión de la justicia de que sea enviada a Palmasola.

En principio la menor había llegado al hospital en los brazos de su tía, quien aseguró a los médicos que se había ahogado cuando tomaba su leche; sin embargo, tras examinar el cuerpo de la menor evidenciaron traumas en diferentes partes del cuerpo.

También te puede interesar: Rescatan a una bebé de sus cuidadoras, tiene 140 días de impedimento por su lesiones

“El informe médico forense determinó que la menor ha muerto por un traumatismo craneoencefálico (golpe en la cabeza) y tenía un hematoma subdural (acumulación de sangre en el cerebro)”, informó Yimy Saavedra, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) del Plan 3.000.

El documento también reveló que la menor no solo presentaba las lesiones recientes que provocaron su muerte, sino otras que habían sido producidas con anterioridad.

Otro hecho que llamó la atención es que la víctima esté al cuidado de su tía. Tras la investigación que llevó adelante la Policía se pudo conocer que la madre está en la cárcel de Montero, investigada por el intento de infanticidio a esta misma niña.

En aquella oportunidad las manos de la bebé fueron quemadas con ácido y fue por ello que la justicia otorgó la custodia de la menor a la familiar que terminó siendo su verdugo.

La menor víctima vivía con su hermano y con su cuñada, y fallece a consecuencia de los golpes en la cabeza”, ratificó el fiscal Wilson Ortiz.

El martes la justicia ordenó que la tía sea enviada con detención preventiva a Palmasola, pues consideró que existía riesgo de obstaculización y de fuga. Deberá permanecer durante 180 días en la cárcel, mientras la Fiscalía esclarece el hecho.


LEA TAMBIÉN



Comentarios