La vida de Luis David Ayala (22 años) acabó de forma abrupta luego de que su pareja, una adolescente de 17 años, le clavara unas tijeras en el estómago tras una discusión que se dio al calor del consumo de bebidas alcohólicas.

La pareja tenía una relación conflictiva, señaló Teófila Yavira, madre del joven asesinado, quien asegura que las peleas eran constantes y que incluso su hijo ya había sufrido agresiones en otras dos ocasiones: primero con un palo de escoba y en otra con un estilete.

Yavira apuntó que la menor les había comentado que tuvo una infancia difícil y que quedó en la calle muy joven, versión que fue confirmada por la misma muchacha durante su declaración en audiencia cautelar.

Cree que debido a la condición en la que vivía hizo que se "acogiera" a su hijo quien se dedicaba a la costura; fue precisamente con el objetivo de buscar mejores días que ambos se marcharon hacia Brasil en donde trabajaban en este rubro.

PUEDES LEER: "Mi hija lo mató a su hijo con una tijera, se le pasó la mano", le dijo el padre de joven homicida a la familia de Luis

Según relata la familia, ambos fueron despedidos de su trabajo en el país vecino por las constantes peleas que tenían por lo que retornaron hace dos semanas a Sana Cruz.

La fiscal Nancy Carrasco, apuntó que "eran repetidas veces que ellos discutían y que no había una comprensión entre ellos" y que las discusiones, de acuerdo a la declaración de la muchacha, eran constantes.


Crimen

Edson Claure, director de la Felcc, informó que el crimen ocurrió el pasado domingo 10 de octubre y que ocurrió cuando la pareja compartía bebidas alcohólicas junto a familiares de la agresora.

La muchacha estuvo ayer (martes) ante un juez del menor que determinó su reclusión de manera preventiva, por un lapso de 45 días, en el centro de rehabilitación Cenvicruz acusada por el delito de homicidio.

Comentarios