El Comandante General de la Policía, Jhonny Aguilera dijo que mediante una triangulación de llamadas y mensajes se pudo dar con el autor del crimen de Wilma Fernández Quispe, quien fue encontrada sin vida en la región Chuspipata, camino a los Yungas de La Paz el pasado sábado. 

“Una serie de llamadas telefónicas nos permite la colección de información y situar a la víctima, esta triangulación nos permite recrear los lugares en tiempo y espacio en los cuales el agresor y la víctima estuvieron juntas a partir del 22 de marzo”, informó Aguilera.


Además, Aguilera dijo que a partir del 23 de marzo, la Policía identificó que después del 23 de marzo la comunicación entre Wilma y el victimario dejó de existir.

“La víctima y su agresor dejan de tener comunicación y esta situación llamó la atención en las investigaciones, lo que significa que esta persona ya era sospechosa”, apuntó.

TAMBIEN PUEDE LEER: Al menos 10 pruebas ayudaron a la Policía a esclarecer el caso Wilma

Aguilera dijo que el sospechoso de haber asesinado a Wilma, ya había sido convocado por la Policía para brindar su declaración, sin embargo, dio una serie de información falsa.

"Hemos determinado que el señor Jashiro Oliver Hayakawa dio información falsa cuando fue convocado, dio direcciónes de domicilios que no correspondías a esta persona", indicó Aguilera.

Esta persona fue enviada a prisión con detención preventiva por el delito de trata y tráfico de personas, pero desde el Ministerio Público se adelantó que se presentarán cargos por el delito de feminicidio.



Comentarios