Tras varios meses de investigación una mujer fue aprehendida por la Policía luego de ser encontrada con el celular de su expareja, a quien encontraron sin vida en abril de 2019 en Sentaka.

Freddy Escarza tenía 24 años y dejó un hijo en la orfandad. Al parecer, cuentan los familiares, él tenía una relación amorosa con la ahora aprehendida y se contactaban por Messenger.

Leer más: Familiares piden que el acusado de matar a golpes a Viviana sea imputado por feminicidio

Luego de haber salido y consumido bebidas alcohólicas, Freddy fue victimado, tenía signos de violencia y lo hallaron con papel higiénico en la boca.


Además, añadieron que la mujer tenía otra pareja y sospechan que está implicada en el crimen. 

La forma en la que lograron encontrar a la acusada fue por el rastreo del celular, pues tras el deceso de Freddy ella tenía su teléfono, lo prendía en las noches y se conectaba a las redes sociales, no contestaba las llamadas y terminó apagando el celular durante al menos un mes.

La familia de la víctima pide justicia y esperan la declaración respectiva para saber lo que ocurrió verdaderamente con Freddy Escarza. 

Comentarios