En menos de 24 horas Bolivia fue golpeada por la noticia de dos feminicidios que estremecieron a todo el país. Existen similitudes en ambos casos, no solo porque fueron encontradas sin vida tras varios días de búsqueda, sino también porque sus victimarios, por lo que dice la Policía, tuvieron un vínculo sentimental con ambas.

El 6 de marzo, Valeria Mercado, una joven madre fue reportada como desaparecida por su familia. Había salido de su domicilio en Cochabamba para viajar a La Paz, donde debía encontrarse con José Luís A, su expareja y padre de su hijo, con quien iban a celebrar el cumpleaños del menor.

También te puede interesar: Presentan al acusado del feminicidio de Valeria y descartan participación de otras personas

Durante más de 20 días la Policía buscó sin encontrar rastros de Valeria, hasta que finalmente encontraron su cuerpo que había sido metido a un tanque de agua.

El sábado la Policía informó que había esclarecido la desaparición de Wilma Fernández, una boliviana que había llegado de Londres en febrero. Salió de su domicilio el 22 de marzo y desde entonces no se sabía nada de ella, hasta el sábado por la tarde.

Un grupo de uniformados y bomberos se trasladaron a la antigua carretera a Coroico y en un barranco cerca de Chuspipata fue hallado el cuerpo, envuelto en bolsas de yute.

La Policía presentó a José Luís A. como el autor del asesinato de Valeria. El hombre que en el pasado tuvo una relación sentimental.

Algo similar ocurrió con el caso de Wilma. Jashiro H., quien en el pasado sostuvo una relación sentimental con la víctima, fue presentado como el autor de su feminicidio.

No se conocen de datos actualizados sobre las desapariciones en Bolivia. Un reporte de la Defensoría del Pueblo que cita al Observatorio Boliviano de Seguridad Ciudadana señala que el 2017 se registraron en ocho departamentos (excluyendo a Cochabamba) 2.472 personas desaparecidas y 1.811 apariciones, haciendo una diferencia de 661 casos. 

De lo que sí hay cifras actualizadas es de los feminicidios en Bolivia. El 2021 se reportaron 108, mientras que este 2022 hasta el 22 de marzo se habían registrado 19. 

El primer feminicidio de este 2022 fue reportado el 5 de enero. Karen B.F. dejó cinco hijos en la orfandad producto de su muerte a puñaladas, desde entonces los casos suman y siguen.

En Santa Cruz un hecho reciente que impactó fue la muerte de la locutora Diana Porcel. La Fiscalía en principio consideró que el hecho se trataba de suicidio; sin embargo, las investigaciones dieron dar un giro y hasta el momento el caso es considerado un feminicidio, cuyo principal sospechoso es la expareja de la radialista.

Así suman y siguen los feminicidios en Bolivia. Las mujeres son las principales víctimas, pero también hay muchos niños que quedan desamparados por este flagelo que no tiene fin. 

Lea también

Comentarios