Al mediodía de este domingo, vecinos del barrio Guaracal se organizaron para protestar y exigir el cierre de un lenocinio que fue abierto hace algunos días en esta zona.

Armados con cohetes para llamar la atención, los vecinos llegaron hasta el inmueble y señalaron que existen muchos niños en esta zona y unidades educativas cerca a cerca de 500 metros.

“Pedimos a los vecinos que tomen cartas en el asunto porque no es legal que estén tan cerca de los colegios”, manifestó una de las vecinas. 

Los vecinos señalan que al ser un local donde se consume bebidas, también existe el riesgo que comercialice droga. Además, tienen temor que suceda un accidente cuando las personas salgan de este lugar, tal como ocurrió hace algunos meses con la muerte de un menor en otra zona de la ciudad.