Ericka C., la joven de 16 años que fue hallada en la comunidad de Los Negros de los Valles Cruceño, estaba embarazada, informó el comandante departamental de la Policía, Orlando Ponce.

Una de las hipótesis que se maneja es que el novio, de 19 años, de la muchacha le pedía que aborte pero ante su negativa tomó la decisión de victimarla. El hombre está actualmente aprehendido y su audiencia cautelar puede ser fijada para las próximas horas.

Este domingo se realizó el estudio médico-forense para determinar las causas del deceso. En la inspección ocular se evidenció que la muchacha tenía cortes en el cuello aplicados, aparentemente, con un estilete.


La madre de la joven dijo a los medios que ella no tenía conocimiento del embarazo de su hija y que según su hermana, estaba con casis seis meses de gestación. Se investiga en este caso hecho de feminicidio.

"Me pidió que acabe con ella"

"Yo no la maté. Ericka me contó problemas que tenía con sus padres", comenzó diciendo el sospechoso ante la atenta mirada de los comunarios que llegaron hasta dependencias policiales en Samaipata, lugar al que fue llevado, y en donde aguarda su audiencia cautelar.

"Ella procedió a darse cortes con un estilete, se hizo dos 'tajadas' en el cuello", dijo el joven que reconoció que tuvo implicancia en la muerte pero que "solo actúe cuando ella ya estaba delirando porque estaba botando mucha sangre (...) me pidió que acabe con ella, yo no quería hacerlo, pero estaba agonizando ella, botaba mucha sangre".





Comentarios