Detrás de la violación a un menor de 10 años por parte de cuatro hermanos, hay una historia que causa pánico y terror, por el prontuario delictivo de estos varones que cometieron diferentes delitos desde hace varios años.

Cinco hermanos, tres adultos y dos adolescentes, vivieron durante más de una década en el barrio Tarija, del municipio de Yapacaní, cuatro de ellos están involucrados en una violación a un menor de 10 años, al que amenazaban constantemente para cometer el ilícito.

Leer más: Investigan más casos de violación a menores por parte de los cuatro hermanos en Yapacaní

Miguel Ángel S.T., de 23 años, es el mayor de todos. Fue enviado a la cárcel de Palmasola con detención preventiva, por un lapso de 180 días por la violación al niño. Antes era buscado por la Policía por portación ilegal de arma de fuego, además de circular en un vehículo de lujo y motos que presuntamente eran robadas.


Tomás S.T., es otro de los hermanos. Se encuentra recluido en Palmasola por cometer atracos utilizando la fuerza. Cayó en 2020 y también es acusado de la violación al niño de 10 años.

Sebastián S.T., tenía 21 años, fue denunciado por violar a un menor de edad en 2020. Se lo aprehendió y lo enviaron a la cárcel de Palmasola, donde meses después murió, pues había contraído una enfermedad.


Juzgado de Yapacaní fue apedreado 

Uno de los hermanos tiene 17 años. Fue enviado a Cenvicruz con detención preventiva por la violación al menor de 10 años. Se investiga si tiene vínculo con los hermanos en otros hechos delictivos.

Mientras que el menor de todos, de 15 años, fue aprehendido en territorio chileno, pues en su poder encontraron sustancias controladas que trató de ingresar al vecino país.

Leer más: Envían a la cárcel a uno de los hermanos implicados en violación a un menor en Yapacaní

La historia del menor de 10 años ha causado indignación y consternación, pues el niño se encuentra hospitalizado con problemas de salud debido a que fue infectado con una enfermedad

Familiares del niño de 10 años señalaron que hay otras víctimas de violación; sin embargo, por los antecedentes policiales que tienen los acusados, nadie se anima a denunciar. 

Comentarios