Hace poco más de un año, en junio de 2020, el policía que está siendo procesado por el delito de feminicidio de Alejandra Huanca sumaba un dato a su ‘prontuario’ que escribió con los malos actos cometidos en contra de las mujeres y de la sociedad.

Comenzó a circular en las redes sociales un video en el que se lo observa en la parte trasera de una patrulla policial, con los ojos desorbitados, vistiendo el uniforme verde olivo y despeinado, además con dificultades para expresarse con claridad.

Mirame a mi cara, tampoco puedo golpear….”, le dice en el video a la persona que lo filmaba por una de las ventanas de la patrulla y que le preguntó si estaba ebrio. Luego dice que estando de uniforme no podía ‘golpear’ y se agacha evitando así dar más explicaciones, mientras alrededor del vehículo policial una turba de personas gritaban que no podía ser que un miembro de la Policía conduzca bajo influencia alcohólica y se vea implicado en un hecho de tránsito.

Puedes leer: Policía acusado del feminicidio de Alejandra tenía una denuncia por agresión en 2019

Un año antes Wilfredo Ch. S. ya había comenzado a escribir en su ‘prontuario’, ya que luego del crimen de su concubina, Alejandra Huanca, se conoció que esta joven lo había denunciado por violencia intrafamiliar en 2019 y que antes de su muerte preparaba la salida de la casa que compartía con el uniformado, huyendo así de las constantes agresiones de las que objeto.

“Estoy con uniforme… tampoco puedo golpear yo”, se escucha decir al policía el día que fue encontrado en su vehículo, donde la placa policial que portaba estaba mezclada con las latas de cerveza que ya había consumido. Sin embargo, esta afirmación no fue aplicada por el procesado horas previas a la muerte de Alejandra, la joven madre que fue encontrada muerta con signos de haber sido golpeada por su concubino.



Ebrio, denunciado por violencia y ahora procesado por el feminicidio de su concubina, son el historial que tiene Wilfredo Ch. S., un agente que seguía cumpliendo la función para la que la Policía fue creada, dar seguridad a la población. Aunque la actitud del uniformado, alejada de este principio de la verde olivo, tampoco fue observado por sus superiores que lo dejaron seguir sirviendo a la sociedad con antecedentes negativos en su contra.

Comentarios