El intento de fuga de un vehículo en el municipio cruceño de San Carlos fue la punta del ovillo para descubrir las operaciones que realizaba una banda delincuencial que se dedicaba a la venta ilegal de armas de fuego que, según las primeras investigaciones, surtía a grupos ligados al narcotráfico. Este hecho ocurrió el pasado lunes.

Cuando el motorizado se estrelló, en su intento de fuga, bajaron cuatro ocupantes de los cuales se logró aprehender a dos que son de nacionalidad colombiana y que fueron identificados como Javier Humberto Quilem y William Fernando Hernández, apodado El Cabo, quien además era miembro de la Policía de su país.

En la requisa realizada al vehículo -que también fue secuestrado- se encontró dos fusiles largos AR15, con sus respectivos cargadores, además de tres teléfonos celulares y dos paquetes de stickers con una insignia propia de uso de narcotraficantes.

De acuerdo a las pericias policiales se informó que este clan tenía su base de operaciones en Yapacaní y desde allí realizaba negocios con grupos vinculados al narcotráfico a quienes entregaba el armamento. 

La Policía busca a los dos prófugos quienes fueron identificados como Raúl Rudy P. quien era el conductor del motorizado y Leonardo C.V. ambos bolivianos. Se han realizado allanamientos a seis domicilios en su búsqueda.

Enviados a la cárcel

Este miércoles se realizó la audiencia cautelar por los delitos de tráfico de armas y asociación delictuosa y se determinó enviar a la cárcel a los dos colombianos que fueron aprehendidos inicialmente.

Comentarios