Un juez de ejecución penal dispuso el traslado del líder de la Resistencia Juvenil Cochala, Yassir Molina al recinto penitenciario San Pedro de la ciudad de Oruro.

La medida judicial se dispuso tras una audiencia en la que se argumentó que la vida del recluso corría peligro, tras un motín protagonizado por los internos del penal de Cantumarca de Potosí. 

Tras culminar la audiencia, Yassir Molina declaró ser inocente y que no cometió ningún delito. Además, dijo estar agradecido con la población potosina por la ayuda que recibió. 

 “Nosotros vamos a someternos a la justicia, nosotros no hemos cometido ningún delito, nosotros no nos hemos escapado, no somos cobardes, no hemos cometido ningún abuso ni algún atropello, le agradezco al pueblo potosino que siempre me ha colaborado y estuvo presente, ahora toca estar en Oruro, es lamentable pero estamos más fuertes que nunca”, dijo Molina.

TAMBIEN PUEDE LEER: Retiran de Cantumarca a cinco miembros de la ‘Resistencia Cochala’ tras motín de los reos

El líder de la Resistencia Cochala, manifestó en la audiencia que estuvo en “precarias condiciones” ya que no habría tenido acceso a un sanitario y una ducha. Aseguró que no hubo pugnas de poder. 

“Estuve en precarias condición sin derecho a mis servicios básicos, nosotros en el Pabellón en ningún momento hemos cometido algún abuso a los internos, no hay ninguna pugna del poder, lo único que hemos hecho es reinsertar a la gente que estuvo en nuestro pabellón”, manifestó Molina.

El líder de la Resistencia Juvenil Cochala, Yassir Molina, deberá cumplir su detención preventiva en la cárcel de Oruro.

  ​



Comentarios