Hernán Galarza Estrada confesó haber apuñalado a su esposa ante sus vecinos a quienes incluso les pidió llamar a la Policía. La escena dejó consternados a quienes veían perplejos la frialdad con la que este hombre, de 35 años, se comportaba luego de haber admitido que cometió el hecho.

La víctima es Fabiola Mamani, una mujer de 26 años, madre de dos niños: de dos y siete años, que ahora quedan en la orfandad y bajo los cuidados de su abuela materna.

"Yo la maté, pueden llamar a la Policía", fueron las palabras que Galarza les dijo a sus vecinos, aseguró Ronaldo Mamani, hermano de la fallecida quien pide la pena máxima para este hombre que no tuvo reparos en admitir su delito.

El hecho ocurrió ayer (lunes) en el barrio Los Piyos, cerca al kilómetro 9 de la doble vía a La Guardia.

Víctima de agresiones

Yohana Alvarado, prima de la víctima, recordó que hace algunos años la pareja tuvo problemas y que incluso en dos ocasiones hubo agresiones en contra de la mujer. 

"Ella no denunció", declaró Alvarado en entrevista con Unitel, algo que ahora lamentan pues se pudo evitar el desenlace fatal en este caso.

Dijo además que la pareja convivía hace ocho años y que harán la representación legal para que se aplique justicia y la muerte de esta nueva víctima de feminicidio no quede impune.

Comentarios