Un descenso brusco de temperaturas azota a varias regiones de Bolivia. El estado de salud de nuestras mascotas está en riesgo por el intenso frío y es por ello que debemos darles una especial atención durante estos días.

Entre los síntomas que un gato o perro está pasando frío está la somnolencia, piel reseca, temblores o rigidez muscular. Si bien tanto canes como felinos tienen diferentes características como pelo corto o largo, grande o pequeño, cachorro, adulto o edad avanzada. Hay prácticas generales que ayudarán a proteger a tus animales del frío.

1. Revise su estado de salud: Si tu mascota comienza a tener comportamientos extraños es importante acudir al veterinario y evitar que con las bajas temperaturas tengan tos, problemas respiratorios, mucosidad o incluso fiebre. Además de llevarlo a una consulta veterinaria es importante hacerle un seguimiento.

2. No recorte su pelo demasiado: Si el pelaje de tu mascota es largo o corta precisará de un cuidado diferente. Sin embargo, en los días fríos es aconsejable evitar cortar el pelo como medida para que retengan su propio calor corporal. Cepillarlo de forma periódica evitará que se hagan nudos en un pelo abundante y largo.

3. Reduzca los paseos: Salir al exterior es un hábito sano para las mascotas, especialmente para los perros que sirve para que se muevan y hagan ejercicio. Sin embargo, cuando el frío es demasiado intenso son más vulnerables a enfermarse.

4. Báñelo solo lo justo: Cuando se trata de limpieza e higiene de las mascotas en el frío solo es aconsejable bañarlos lo justo, cuando es necesario. En caso que sea urgente bañarlo tome las medidas necesarias para que lo mantenga caliente como elegir un lugar interior y luego es indispensable secarlo.

5. Acondiciona su espacio: Tu mascota pasará más tiempo en el interior de la casa es por eso importante adecuar su lugar. Su cama debe estar un una ubicación que esté a salvo de corrientes de frío. Colocar algún tipo de colcha para que se descanse será importante para tu mascota.

6. Cuide su alimentación: Con el frío las mascotas necesitarán mayor aporte de calorías para mantener el calor. Se debe elegir comidas que tengan bajo contenido en grasas, ya que es un periodo de poca actividad y debemos evitar su sobre peso. La alimentación debe tener una alta concentración de proteínas e hidratos de carbono. También es importante vigilar su hidratación.

Comentarios