A consecuencia de la falta de refacción en la infraestructura de varias unidades educativas, implementación de mueblería escolar, luminarias y otras necesidades en colegios, padres de familia de los 14 distritos de la urbe alteña cumplen este jueves un segundo día bloqueos como forma de presión para que las autoridades puedan atender sus necesidades.

La falta de atención y convocatoria a un diálogo entre la Alcaldía y la dirigencia de este sector social, llegó a esta medida extrema que va afectando a la población alteña y a los viajeros que tienen que pasar por esta ciudad para transportarse a distintos puntos del país.

“Hasta ahora no tenemos respuesta de las autoridades, desde el año pasado hemos mandado cartas para que pueda atender nuestras demandas, sin embargo, no hemos sido recibidos por la señora Eva Copa", cuestiona uno de los movilizados.


 "Necesitamos más presupuesto por nuestros hijos que no pueden pasar clases en pésimas condiciones, solo pedimos eso”, dijo una madre de familia que participaba del bloqueo.

Por su parte, desde la Alcaldía de El Alto argumentaron que el pedido y la movilización de los padres de familia responden a una situación política y que solo tendría el objetivo de perjudicar la gestión de la alcaldesa Eva Copa. 

A este conflicto se suma el perjuicio a varios viajeros que terminaron varados en La Paz y El Alto por la suspensión de viajes al interior del país, desde la Terminal Metropolitana de El Alto.


“No sabemos que vamos a hacer, tenía que llegar a Cochabamba pero los bloqueos me están perjudicando, desde la terminal nos dijeron que saldrán algunos buses pero todo está bloqueado”, dijo un viajero a Unitel. 

Desde la Policía advirtieron 12 puntos de bloqueo instalados en la ciudad de El Alto, además de la Terminal Metropolitana de Buses cerrada. 

 “Tenemos varios puntos de bloqueo donde los padres de familia de colegios de El Alto cerraron estas vías. Al momento no tenemos enfrentamientos, pero las vías están cerradas. Las salidas de los buses están cerradas”, informó el subcomandante de la Policía de La Paz, Fernando Barrientos.

El bloqueo cumple su segundo día y desde la dirigencia de los padres de familia, advirtieron que no levantarán sus medidas de presión hasta tener una respuesta de las autoridades. 


  ​


Comentarios