Cocaleros pertenecientes a la Asociación Departamental de los Productores de Coca (Adepcoca) marcharon la mañana de este martes en La Paz  exigiendo la renunciar del viceministro de Coca, Rolando Canceno. Además critican el fallo judicial que ordena la entrega de la sede a Elena Flores, dirigente afín al Movimiento Al Socialismo.

El dirigente Armin Lluta sostuvo que han planificado el atropello y la intervención a un mercado que es privado. Además, pidieron al Gobierno que se respete el fuero sindical y la Central Obrera Boliviana hacer cumplir los estatutos y reglamento del ente.

Los cocaleros no descartan radicalizar sus medidas de presión y anunciaron que seguirán marchando y protestando hasta lograr la liberación de cuatro de sus afiliados, detenidos en una protesta anterior.

Dentro de la protesta hicieron conocer que no están de acuerdo con la Ley de Emergencia Sanitaria y se sumarán a la protesta de médicos y otros sectores.

Comentarios