El arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, se refirió este domingo a la reciente polémica sobre el aborto en Bolivia tras el debate nacional sobre el caso de la niña embarazada de 11 años producto de una violación cuya familia decidió que continúe con el proceso de gestación.

Gualberti citó las palabras de Francisco en las que critica la legislación que autoriza la interrupción del embarazo: “el papa ha definido con valentía evangélica que ‘el aborto es un homicidio, quien hace aborto mata’ y luego continuó para quienes no pueden entenderlo: ‘¿es justo matar una vida humana para solucionar un problema?’

En Bolivia el aborto es legal en casos de violación y existe una sentencia constitucional que avala el procedimiento que debe tener consentimiento de la familia en el caso de los menores de edad.

El arzobispo asegura que ningún Estado está por encima del derecho a la vida, y que cuando esto sucede se está atentando contra la propia imagen de Dios.

PUEDES LEER: "Tenía conocimiento del embarazo": Amplían denuncia por violación contra madre de niña gestante

Mientras Gualberti realizaba su homilía en los exteriores de la Catedral, en la plaza 24 de Septiembre, un grupo de activistas feministas realizaba una protesta en contra de la Iglesia Católica, rechazando que haya intervenido en el caso de la niña embarazada.

Las mujeres llevaron varios letreros y tuvieron que ser desalojadas por gendarmes municipales y otras personas del lugar.

La Fiscalía comunicó el sábado que admitió la denuncia penal contra la Iglesia Católica y otras instituciones por haber intervenido en el caso de la niña violada. La Defensoría del Pueblo pidió investigar quién autorizó que estas organizaciones tomen contacto con la familia para convencerla de desistir de la interrupción del embarazo cuando ya se había decidido.

Comentarios