A primeras horas de este viernes 6 de agosto se realizó el saludo en la Plaza de las Banderas por los 196 años de aniversario de Bolivia, a cargo de efectivos militares, posteriormente se realizó la entrega de la ofrenda floral a los pies del monumento a Simón Bolívar, donde autoridades nacionales, departamentales, municipales e instituciones, rindieron homenaje a Bolivia.

Durante la mañana, también se realizó un pequeño desfile cívico por el centro de la ciudad que concluyó en la plaza principal 14 de Septiembre con la iza de la bandera.

El gobernador Humberto Sánchez lamentó que a causa de la pandemia no se haya podido realizar un acto más grande a favor del país, por lo que espera que para el próximo año, mejore la situación y se puedan retomar los festejos en todo el país, a cuatro años del bicentenario.

Por su parte, el monseñor Óscar Aparicio reconoció que la crisis sanitaria del Covid-19 afectó al país, desnudando la fragilidad del sistema de salud, afirma que las autoridades cochabambinas dieron los primeros pasos en trabajar en conjunto para afrontar la pandemia, pide que esta coordinación sea replicada a nivel nacional para salir adelante y vencer al virus.

Durante la homilía, el arzobispo de Cochabamba pidió que escuchen el mensaje de unidad y trabajen por el bien de país.

Además de los actos cívicos, este viernes se organizó la misa interreligiosa donde participaron representantes de la iglesia católica y metodista, además de amautas.

Los amautas realizaron una ofrenda a la Pachamama pidiendo principalmente que se termine la pandemia, aseguran que la madre tierra escucha a sus creyentes, y así para las próximas semanas, mejore la situación del país.

La celebración intercultural se realizó en el patio de la casa departamental de culturas mostrando la diversidad de creencias que tiene el Estado boliviano.

Comentarios