La tarde de este martes el diálogo entre el sector de transportistas de la Chiquitania y el Gobierno se suspendió. El sector pide la presencia de ministros y reafirmó que el bloqueo, que se inició esta jornada, se mantiene de forma indefinida.

“Nos vamos a un cuarto intermedio en las negociaciones hasta que bajen las autoridades con poder de decisión y nosotros nos mantenemos firmes en nuestros puntos de bloqueo”, señaló en la reunión Armando Apaza, dirigente de los transportistas. 

El sector tiene un pliego petitorio de siete puntos y que debe ser atendido por cuatro ministerios y la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

“Todavía no estamos iniciando el diálogo. Lo que están proponiendo los compañeros es hacer las consultas necesarias a nuestras autoridades con relación al primer punto que es el tema de la autoridad de la Administradora Boliviana de Carreteras”, indicó, por su parte, el viceministro de Transporte, Isrrael Ticona.

Entre las demandas del sector se encuentra la destitución del gerente de la ABC, Henry Nina. En este punto, Ticona explicó que la "desvinculación de esa autoridad la tiene que realizar el presidente Luis Arce Catacora" y que no pasa por una decisión del Ministerio de Obras Públicas.

La reunión, que se realizó en instalaciones de la Cooperativa de transporte Valle Jordán, también tuvo la presencia del viceministro de Régimen Interior, Téllez Jiménez; el director de la ABC y representantes de los ministerios de Obras Públicas, Vivienda, Economía y de Hidrocarburos.

Cerca de la 01:00 de la madrugada de este martes, transportistas de la Gran Chiquitania instalaron un punto de bloqueo a la altura de Puerto Ibáñez, a pocos metros del puente de Puerto Paila, entre esta localidad y el municipio de Pailón.

Una gran cantidad de conductores de trufis, utilizaron sus motorizados para cerrar la carretera que une Santa Cruz con la Chiquitania, el departamento del Beni y la frontera con Brasil.


Comentarios