Bolivia acelerará la vacunación contra el covid-19 en los municipios fronterizos con Brasil, ante la presencia de una nueva variante del virus en el país vecino, informó este martes el presidente Luis Arce.

"Hemos instruido al Ministerio de Salud proceder a la vacunación de todas las poblaciones fronterizas del país, empezando con éstas que son las poblaciones más expuestas [y] que están colindantes con el Brasil", afirmó el mandatario durante un acto oficial.

"No estamos exentos de que pueda haber una cepa, un virus que esté generándose y reproduciéndose sin control, entonces tenemos que tomar las previsiones", acotó el gobernante.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, ratificó que en estos momentos la atención de la frontera con Brasil es su prioridad y por eso las 200 mil vacunas del fabricante chino Sinopharm que llegaron este martes serán destinadas sobre todo a estas regiones.

"Estas 200 mil vacunas (Sinopharm)  van a coadyuvar al plan de contención inmediata que tenemos de priorizar las zonas fronterizas. No es una actividad que hemos comenzado ahora, hemos iniciado la vacunación en la frontera al día siguiente de la llegada de las vacunas Astrazeneca", señaló.  



Las vacunaciones comenzaron en hace unas semanas en las ciudades y se planificó que se extiendan gradualmente a las zonas rurales, pero el gobierno decidió darle prioridad a las localidades fronterizas.

Los servicios sanitarios están atentos ante las versiones de la aparición de una nueva variante del virus en Brasil.

Bolivia y Brasil comparten una frontera de unos 3.400 kilómetros y tres de sus nueve departamentos (Santa Cruz, Beni y Pando) tienen límites con estados brasileños.

Medios de prensa de las poblaciones bolivianas fronterizas en los departamentos de Beni (noreste) y Pando (norte) han informado sobre un inusual incremento de contagios de covid-19 en los últimos días, aunque el gobierno no lo ha asociado a la nueva cepa brasileña.

Este martes, Bolivia recibió un nuevo cargamento de 200.000 vacunas chinas de Sinopharm que se suman a las 740.000 que llegaron desde enero de la rusa Sputnik V, la británica AstraZeneca y de la misma marca china.

El gobierno dice que contrató un total de 15,2 millones de dosis y espera su llegada gradual para los próximos meses.

La vacunación comenzó en febrero principalmente con el personal de salud y con la población que tiene patologías de riesgo.



                


Comentarios