Luego de un operativo interinstitucional para el rescate de 25 capiguaras de una laguna contaminada en la zona norte de Santa Cruz, las autoridades pusieron su atención en un grupo de lagartos que viven en un canal de drenaje junto a la laguna Palma Verde.

Las autoridades indicaron que una importante cantidad de estos animales silvestres se encuentran habitando en el lugar, en medio de las hierbas y la basura que hay en esta laguna.

Al menos dos caimanes adultos, cerca de 12 medianos con un tamaño de 70 a 80 centímetros y unos 30 pequeños de unos 20 centímetros aproximadamente, habitan en el lugar, por lo que la Gobernación cruceña ha convocado a las diferentes instituciones para hacer la planificación y realizar el traslado de estos reptiles. 

Un grupo de al menos 40 personas tienen la responsabilidad de reubicar en un mejor hábitat a estos animales de vida silvestre, por lo que están en la búsqueda de un nuevo hogar.

Desde la Gobernación, aseguran que aún no cuentan con el lugar específico donde serán llevados los lagartos, por lo que aguardarán la reunión del próximo lunes para saber la ubicación.

Además, el lugar será inhabitado para que no exista un conflicto de territorios con otros caimanes, por la presencia de los nuevos individuos.

Comentarios