El joven obrero que lucha por su vida luego de haber sido afectado tras la caída de un muro de contención mientras realizaban trabajos en la zona de Pura Pura, se debate entre la vida y la muerte.

Su familia pasó la noche en el Hospital de Clínicas a la espera de una muestra de mejora del joven de 23 años, los médicos aseguraron que la vida de Carlos Eduardo dependerá de la evolución que tenga en las próximas 72 horas.

“Hemos gastado más de Bs 2.000 y la receta que hemos comprado es para 12 horas y nos van a dar otra, y mañana otra, hasta que evolucione”, cuenta entre lágrimas una de sus familiares.

Carlos dejó de estudiar hace más de un año por la pandemia, este pasado mes de septiembre comenzó a trabajar como ayudante en la obra de la calle Quintanilla Zuazo, con el dinero que estaba ganando ayudaba a mantener su casa y ahorraba para pagar su matrícula universitaria, el joven quería ser mecánico.

Lee también: Familiares de joven con múltiples fracturas tras caída de talud piden a la empresa constructora correr con los gastos

“Por colaborar se ha ido a trabajar, son tres hermanitos, él es el mayor”, contó la enamorada de Carlos.


A casi 24 horas del accidente, Carlos continúa luchando por su vida, sus familiares deben pagar miles de bolivianos entre curaciones medicamentos, dinero que ellos no tienen, por lo cual piden ayuda a la población para poder cubrir algunos gastos.

Este martes por la tarde, toneladas de tierra cayeron sobre cinco obreros mientras realizaban la construcción de un muro de contención, uno de ellos murió aplastado, los demás se salvaron de milagro, pero se encuentran delicados de salud debido a los daños que sufrieron en el cuerpo.

Comentarios