Las comercializadoras de plantas medicinales de Ceja de la ciudad de El Alto, más conocidas como las 'Chifleras', instalaron cámaras de video vigilancia al interior y exterior de sus tiendas para evitar robos por parte de antisociales.

Agosto es considerado el mes más altos en la venta de fetos de llama y vicuña, que son usados para el para el armado de ofrendas a la Pachamama. 

TAMBIEN LE PUEDE INTERESAR: Por las sequías y las nevadas sube el precio de las verduras en mercados de Santa Cruz

Según las vendedoras del lugar, estos Sullus están valuados entre 300 y 1.000 bolivianos, que incluso superan el costo de un celular. 

 “Los ladrones te roban y lo van a revender, que incluso un Sullu de vicuña llega a costar más que un celular”, contó una vendedora. 

Las comercializadoras del sector piden a las autoridades policiales mayores controles para evitar la delincuencia en este sector.

  ​


Comentarios