Las autoridades de Chile expulsaron el pasado jueves a 25 ciudadanos bolivianos, 12 mujeres y 13 hombres, que se mantenían privados de libertad en distintas cárceles de Iquique tras ser condenados por tráfico de drogas.

Las personas “se acogieron a un beneficio que les otorga el Estado chileno, amparado en la ley 20.603, artículo 34, la cual se basa en una pena sustitutiva que señala que toda persona extranjera que tenga una condena inferior a cinco años se puede acoger al beneficio de computar su pena y acogerse a la expulsión del territorio nacional”, indica el portal Soy Chile.

El Departamento de Migraciones de Iquique realizó la expulsión por el paso fronterizo de Colchane, informó la PDI de Tarapacá en sus redes sociales.

El rango de edad de las personas expulsadas se encuentra entre 19 y 51 años, indicó el Departamento de Migraciones y Policía Internacional Iquique (DEPI).


Comentarios