Un ciclista perdió la vida la jornada el lunes, luego de que  cayera al menos 150 metros al vacío en el sector de Chuspipata y los Yungas, de La Paz.

Según datos preliminares, el joven de 21 años perdió el control de su bicicleta y se precipitó hacia el precipicio de ‘la carretera de la muerte’.

La víctima que procedía de Oruro, se encontraba con otra persona para realizar turismo de aventura en esa región.

El director departamental de Tránsito, Ricardo Pérez, explicó que el joven viajaba sin implementos de seguridad, lo cual provocó que este tenga más daños en el cuerpo a la hora de la caída.

“No llevaba cascos, no llevaba rodilleras, coderas, con una bicicleta común, que utilizamos todos, no tenía las condiciones necesarias para realizar ese tipo de aventuras”, manifestó Pérez a la red Unitel.


El jefe policial pidió a los jóvenes que practican este deporte extremo que lo hagan con un guía especializado, ya que la Policía identificó a personas que descenso de aventura sin conocer la ruta y arriesgando su vida.

“Es considerada una de las rutas más peligrosas por sus características propias de la misma, no olvidemos que es un lugar donde existen permanentes vertientes, el terreno es deleznable, las curvas son muy peligrosas, por eso se le denomina ruta de la muerte”, indicó la autoridad policial.

Marcelo Joaquín salió de su casa en Villa El Carmen en busca de aventura y perdió a vida tras caer al vacío, su acompañante también resultó herido, pero logró salvar su vida y fue quien llamó a Bomberos para que puedan socorrerlos.

Por su parte, la Unidad de Bomberos se trasladó al lugar para rescatar el cuerpo del hombre, el cual fue encontrado entre los matorrales en los alrededores del río, los efectivos tuvieron que utilizar cuerdas y arnez para poder subir los restos.

Comentarios